LEE EN LÍNEA
Gratis

Lección 2: El proceso de seguimiento

Viendo la página 1 (1 del total de páginas)

Curso: Discipulado personal

Guía de Estudio
Lección 2: El proceso de seguimiento

Metas

  1. Conocer los principios fundamentales acerca del seguimiento.
  2. Tomar conciencia de nuestra actitud hacia el cuidado de los nuevos creyentes.
  3. Contribuir a la edificación de nuevos creyentes o creyentes que requieren iniciar un proceso de crecimiento.

Objetivo

El estudiante seguirá con la preparación del programa para nuevos creyentes (ver objetivo del curso).

Retos

Leer las metas y objetivos y completar esta lección.

  1. Leer la Sesión 5 (desde Objetivos hasta el final de la sesión) del libro de texto.
  2. Estudiar las ilustraciones y entender el concepto que éstas comunican.
  3. Seguir captando ideas en esta sesión para el programa para nuevos creyentes requerido. Dicho programa será presentado, evaluado y mejorado a partir de la Lección 6. [Nota: El estudiante individual debe pedir a dos —ya sea a amigos o clase de escuela dominical— que le ayuden a completar este requisito.]

    Normas para el programa de nuevos creyentes:

    1. Los estudiantes trabajarán en grupo de mínimo tres personas para crear el programa. Cada una se hará principalmente responsable de una de las tres áreas (nuestra iglesia, mi vida devocional y mis expresiones cristianas).
    2. Los estudiantes responderán a las tres preguntas en la reunión semanal en sus respectivos grupos.
    3. Los estudiantes presentarán, evaluarán y mejorarán sus programas durante las reuniones correspondientes a las lecciones 6-8. En las reuniones uno o dos estudiantes harán el papel de los nuevos creyentes mientras el tercero presentará una de las tres facetas del programa que se ha creado. [Nota: Esto puede reflejar una situación de la vida actual de una iglesia local en la cual diferentes equipos o individuos se ocupan de diferentes partes de la enseñanza del nuevo creyente.]
    4. Después de cada presentación del intercambio entre los dos alumnos, el resto del grupo evaluará y dará su opinión acerca de la interacción entre los dos alumnos. Los estudiantes evaluarán tres puntos: 1) ¿Fue el evangelizador fiel a las Escrituras? 2) ¿Dirigió la conversación hacia el tema de sólo creer en Cristo para salvación, o confundió el hacer con el sólo creer como condición para obtener vida eterna? 3) ¿Mantuvo una actitud respetuosa, amorosa y sabia durante el encuentro?

Tres Preguntas

  1. ¿Cuáles enseñanzas de esta sesión nos llamaron más la atención y por qué?
  2. ¿En que manera podemos mejorar las enseñanzas presentadas en el texto (Ej.: Se pueden comunicar en forma mas claras y precisas, mas conformes a la Biblia?)
  3. ¿Cuáles de las enseñanzas de la sesión 5 vamos a integrar a nuestro propio programa para nuevos creyentes?

Dibujos explicativos

Estas ilustraciones han sido diseñadas a fin de proveerle una manera sencilla de organizar y memorizar cuatro puntos esenciales del capítulo. Tome una hoja de papel y reproduzca los dibujos de cinco a siete veces mientras piensa en el significado de cada cuadro. Luego tome otra hoja en blanco y reprodúzcalo de memoria con una breve explicación de su significado. Hemos provisto estas sencillas ilustraciones principalmente para aquellos que piensan que no saben dibujar bien. Si tiene talento para el dibujo (o deseos de dibujar) cree sus propios diseños a fin de memorizar puntos principales de estos capítulos.

Explicación: El texto subraya que el proceso de seguimiento debe incluir lo siguiente: tener certeza de salvación; comprender y hacer la Palabra de Dios; entender las doctrinas básicas del Cristianismo; comprender las disciplinas básicas de la vida cristiana; integrarse a la iglesia local; y aprender a testificar a otros acerca de Jesús y la salvación gratuita que ofrece. Los autores reconocen que todo nuevo creyente necesita aprender dichas cosas. No obstante, también enfatizan que la “atención personalizada” brindada por el discipulador o “padre adoptivo” del cristiano recién nacido facilita un “proceso de seguimiento ‘a la medida’, de acuerdo con las necesidades de cada nuevo creyente en particular”. Nota: En cuanto la certeza de salvación el creyente por definición tiene certeza de salvación en el momento de haber creído la promesa de salvación ya que Dios ni miente ni rompe Sus promesas (Tito 1:2; 2 Timoteo 2:13). De manera que este paso en el seguimiento trata con afirmar las bases bíblicas de la certeza (textos como Juan 5:24; Juan 6:39-40; Romanos 8:28-39; Juan 5:13) a fin de que el nuevo creyente no sea desviado de su confianza en algún punto subsiguiente al principio de su vida cristiana.)

Explicación: Los autores recomiendan varios objetivos que ayudan al discipulador a evaluar el progreso del discipulado: Doctrinales (aprender las enseñanzas acerca de la Biblia; Dios (Padre, Hijo, Espíritu Santo); la Humanidad; el Pecado; la Salvación; la Vida Cristiana; la Iglesia; y los Tiempos postreros); Devocionales (Herramientas para el tiempo devocional —Biblia y oración); Ministeriales (introducción a la “amplia variedad de ministerios” disponibles para el cristiano); Personales (ocuparse del desarrollo personal ahora como creyente); y Sociales (desarrollo de relaciones familiares y en la comunidad).

Explicación: El texto ofrece ocho principios relevantes al seguimiento o la afirmación del nuevo creyente en su fe cristiana: a) Dios desea que todo creyente alcance la madurez espiritual; b) la Biblia revela varias marcas de la madurez; c) las Escrituras afirman que Dios representa la fuente del crecimiento espiritual; d) la Biblia advierte de peligros que acechan el crecimiento cristiano; e) hay crecimiento dentro de las relaciones cristianas; f) el crecimiento cristiano abarca aspectos internos y externos; g) el crecimiento espiritual representa un proceso de toda la vida; y h) el crecimiento espiritual comprende toda la persona.

Explicación: Los autores presentan cinco requisitos para la persona que desea discipular a otros: 1. El discipulador debe vivir conscientemente bajo el señorío de Cristo; 2. Debe interesarse por y demostrar amor por las personas; 3. Debe buscar la santidad (Heb 11:14); 4. Debe demostrar sinceridad y tener una mente abierta; y 5. Ha de marcar el ritmo en aspectos clave de la vida cristiana. Más allá destacan el hecho de que el discipulador debe comprender cuál es su función en el proceso y cuál es la función de Dios. Los autores afirman: “En 1 Corintios 3:6, el apóstol Pablo dice: «Yo planté, Apolos regó; pero el crecimiento lo ha dado Dios». Solo Dios puede traer crecimiento a la vida de una persona. El discipulador opera como catalizador de dicho crecimiento, pero nunca debe confundirse y creer que es quien está produciendo el crecimiento”. Los autores entonces presentan un fundamento esencial: “El punto principal es el siguiente: para hacer discípulos hay que ser un discípulo”.

Viendo la página 1 (1 del total de páginas)
Back to Top ↑
Iniciar Sesión

|    ¿No eres miembro todavía? Crear Perfil